Page header image

Taquicardia Supraventricular Paroxística (Latido Cardíaco Rápido)

(Paroxysmal Supraventricular Tachycardia or Fast Heartbeat)

________________________________________________________________________

PUNTOS CLAVE

  • La taquicardia supraventricular paroxística es un latido cardíaco rápido que va y viene.
  • Es posible que su hijo no necesite tratamiento si sólo tiene ataques rara vez, no duran mucho tiempo, y no causan síntomas serios.
  • El tratamiento puede incluir medicamentos o procedimientos para chocar el corazón con una descarga eléctrica, o para interrumpir las vías de señalización anormales, para que el corazón pueda latir normalmente.

________________________________________________________________________

¿Qué es taquicardia supraventricular paroxística?

La taquicardia supraventricular paroxística (TSVP) es un latido cardíaco rápido que va y viene.

¿Cuál es la causa?

Una señal eléctrica en su corazón pone en marcha cada latido, haciendo que el músculo del corazón se apriete (contraiga). Normalmente, esta señal se inicia en la cámara superior derecha del corazón (la aurícula derecha) en un lugar llamado nodo auriculoventricular. A continuación, la señal sigue las vías normales hasta la aurícula superior izquierda y las cámaras inferiores del corazón (los ventrículos). A veces la señal eléctrica no sigue las vías de señalización normales. Esto puede hacer que el corazón lata muy rápido.

En bebés y niños un latido cardíaco rápido puede ser provocado por estrés, actividad física, fiebre, medicamentos o por una vía de señalización eléctrica adicional conectando la cámara superior e inferior. Una vez que la señal eléctrica desciende por ambas vías de señalización al mismo tiempo, el corazón late normalmente. Si la señal eléctrica desciende por una vía de señalización más rápido que por la otra, entonces puede volver a subir por la vía de señalización adicional, haciendo que el corazón lata muy rápido.

Otras causas de TSVP incluyen la enfermedad del corazón, infecciones de corazón, problemas de salud como enfermedad de los pulmones o una glándula tiroides hiperactiva, abuso de alcohol o de drogas, cafeína o fumar.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de TSVP pueden ser leves o graves. Los síntomas pueden incluir:

  • Sentir que el corazón late demasiado deprisa o con demasiada fuerza, o que se pierden latidos o sentir un aleteo en el pecho
  • Sentir debilidad, mareo o estar a punto de desmayarse
  • Desmayo
  • Falta de aliento
  • Opresión en el pecho

¿Cómo se diagnostica?

El profesional médico le hará preguntas sobre los síntomas de su hijo y su historia clínica y le hará un reconocimiento. Las pruebas pueden incluir:

  • Un ECG (también llamado un EKG), que mide y registra el latido del corazón de su hijo. Es posible que a su hijo le hagan un ECG mientras está descansando o mientras hace ejercicio en una cinta para correr. También puede que le pidan a su hijo que lleve un pequeño monitor ECG portátil durante unos días o a veces durante un par de semanas.
  • Análisis de sangre
  • Una radiografía del tórax
  • Un estudio electrofisiológico, que usa alambres muy pequeños que se colocan en el corazón de su hijo a través de las venas para analizar los caminos de conducción eléctrica de su corazón

¿Cómo se trata?

El objetivo del tratamiento es ayudar a que el corazón tenga un ritmo normal. El tratamiento de su hijo depende de la causa de la TSVP, la frecuencia con la que tiene síntomas, y la gravedad de los síntomas.

Los bebés frecuentemente superan la TSVP alrededor de los 6 a 12 meses de edad. Es posible que su hijo no necesite tratamiento si sólo tiene ataques rara vez, no duran mucho tiempo, y no causan síntomas serios. Para la mayoría de los niños, la TSVP comienza súbitamente y solo es de corta duración. El corazón regresa a su ritmo normal por sí solo. Si su hijo sigue teniendo episodios de TSVP, el tratamiento puede ayudar a reducir la cantidad de episodios.

Su profesional médico puede enseñarle a su hijo formas de detener un episodio de TSVP. Otros tratamientos posibles son:

  • Medicamento para controlar la frecuencia cardíaca
  • Cardioversión eléctrica: Su hijo recibirá un medicamento llamado anestesia para impedir que sienta dolor durante el procedimiento. A continuación, el pecho de su hijo recibirá una descarga eléctrica. La descarga eléctrica debería hacer que el corazón de su hijo comience a latir normalmente de nuevo. Su hijo puede necesitar medicamentos para que su corazón siga latiendo a un ritmo normal tras este procedimiento.
  • Ablación: La ablación es un procedimiento que usa un pequeño tubo llamado catéter para enviar energía al interior del corazón. La energía (normalmente ondas radioeléctricas) cicatriza pequeñas áreas del tejido cardíaco. Las cicatrices bloquean las vías de señalización eléctrica anormales y ayudan a su hijo a tener un ritmo cardíaco normal. Con algunos tipos de tratamiento de ablación su hijo también puede necesitar un marcapasos. Un marcapasos es un dispositivo electrónico que se coloca bajo la piel del pecho de su hijo para ayudar a controlar el ritmo cardíaco.

¿Cómo puedo cuidar a mi hijo?

Cumpla con todo el plan de tratamiento recetado por el profesional médico de su hijo. Pregúntele al profesional médico de su hijo:

  • Cómo y cuándo le darán los resultados de las pruebas de su hijo
  • Cuánto tiempo tomará su hijo en recuperarse
  • Si existen actividades que su hijo debe evitar y cuándo puede retomar sus actividades normales
  • Cómo cuidar de su hijo en casa
  • Ante qué síntomas o problemas tiene que estar alerta y qué hacer si su hijo los tiene

Asegúrese de saber cuándo debe regresar su hijo a revisión. No deje de acudir a todas las citas con el profesional médico o para realizar pruebas.

Developed by Change Healthcare.
Pediatric Advisor 2019.4 published by Change Healthcare.
Last modified: 2019-04-09
Last reviewed: 2019-03-25
Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud.
© 2018 Change Healthcare LLC and/or one of its subsidiaries
Page footer image