Page header image

Grasa en la dieta

(Fat in the Diet)

________________________________________________________________________

PUNTOS CLAVE

  • La grasa es una fuente de calorías y energía para el cuerpo de su hijo.
  • La grasa saturada y grasa trans, como en los productos animales y alimentos envasados, son las grasas más dañinas.
  • Las grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas y los aceites, como el aceite de oliva, canola y el aceite de pescado, son grasas más saludables.

________________________________________________________________________

¿Qué es grasa?

La grasa es una fuente de calorías y energía para el cuerpo. Para tener buena salud, su hijo necesita que su dieta tenga un poco de grasas, porque:

  • El cuerpo de su hijo usa grasas para fabricar hormonas que controlan la presión sanguínea y la salud del corazón.
  • Las grasas ayudan a que el cuerpo absorba algunos nutrientes, como las vitaminas A, D, E y K. Ciertos antioxidantes también se absorben mucho mejor en presencia de grasa. Los antioxidantes ayudan a mantener la salud de las células del cuerpo.
  • Algunas grasas que se encuentran en aceites vegetales y pescados pueden ayudar a prevenir niveles altos de colesterol, enfermedades del corazón y otros problemas de salud.

Las grasas y los aceites también ayudan a que las comidan tengan un buen sabor. La mayoría de las grasas se encuentran en la carne de res, pollo, pescado, productos lácteos, aceites vegetales y alimentos envasados "listos para comer" y refrigerios.

Todas las grasas, incluso las grasas saludables, tienen muchas calorías. Si su hijo come más calorías de las que utiliza su cuerpo, ganará peso. El incremento de peso en su hijo aumenta su riesgo de padecer alta presión sanguínea, colesterol alto, diabetes tipo 2, dolencias cardíacas y accidentes cerebrovasculares.

Las grasas saturadas y las grasas trans son las más dañinas.

  • Las grasas saturadas se encuentran principalmente en productos de origen animal como productos lácteos enteros y parcialmente descremados, aves, manteca y carnes. Un filete de costilla y pollo de carne oscura con piel tiene más grasas saturadas que las carnes magras como el lomo de cerdo, la pechuga de pollo sin piel o el pescado. Las grasas saturadas se encuentran también en algunos elementos vegetales como el aceite de palma, el aceite de coco o la mantequilla de cacao. Su hijo debe tratar de comer la menor cantidad de grasas saturadas como sea posible.
  • Las grasas trans se encuentran naturalmente en algunos productos animales, pero la mayoría de las grasas trans en nuestra dieta se fabrican con un proceso llamado hidrogenación. Esto se hace para evitar que la grasa se ponga en mal estado y para pasar de una forma de grasa líquida a una grasa sólida. Las grasas trans se encuentran en margarinas, mantecas, comidas envasadas, helados, muchos alimentos cocidos o fritos y comidas rápidas. Las grasas trans pueden ser aún más peligrosas para el corazón que las grasas saturadas y pueden aumentar el riesgo de algunos cánceres.

Los fabricantes de alimentos están obligados a indicar la cantidad de grasas trans y grasas saturadas en la etiqueta de datos nutricionales de los alimentos envasados.

Las grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas y los aceites son grasas más saludables.

  • Las grasas poliinsaturadas se encuentran sobre todo en aceites de cártamo, maíz, soya, girasol y algodón, así como en aceite de pescado.
  • Las grasas monoinsaturadas se encuentran sobre todo en aceites de canola, oliva y cacahuate y también en la mayoría de las nueces.

Los ácidos grasos son los componentes esenciales de las grasas poli y monoinsaturadas. Tres de estos ácidos grasos importantes se llaman omega 3, omega 6 y omega 9.

  • Los ácidos grasos omega 3 se encuentran en el pescado y algunas plantas. Pueden reducir el riesgo de derrame cerebral, alta presión sanguínea e inflamaciones. También podrían ayudar a los niños con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (ADHD, por sus siglas en inglés) o trastornos del desarrollo de la lectura. Algunas fuentes buenas de estos ácidos grasos son los pescados aceitosos, como salmón, caballa y atún. Los ácidos grasos omega 3 también se pueden obtener de suplementos de aceite de pescado. Algunas fuentes vegetales de ácidos grasos omega 3 son el aceite de canola, soya, linaza molida, aguacate y ciertos frutos secos, como las nueces y almendras. Antes de dar suplementos a su hijo, consulte con su profesional médico.
  • El ácido graso omega 6 se encuentra en los aceites de maíz, cártamo, soya y girasol.
  • El ácido graso omega 9 se encuentra en el aceite de oliva, de canola y de aguacate.

Lo mejor es equilibrar los ácidos grasos para ayudar a evitar problemas de salud. Muchos americanos comen 10 veces más ácidos grasos omega 6 que ácidos grasos omega 3.

¿Cuánta grasa necesita mi hijo?

Es saludable comer un poco de grasa, sobre todo las grasas buenas, pero muchos niños comen demasiado y tienen sobrepeso. La Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) recomienda que los niños:

  • No obtengan más del 20 al 35% de las calorías totales comiendo grasas.
  • No obtengan más del 7 al 10% de las calorías de grasas saturadas. Por ejemplo, si su hijo come 2,000 calorías por día, debería comer a lo sumo de 15 a 20 gramos (g) de grasas saturadas.
  • No coman grasas trans para nada o las limiten a menos del 1% de las calorías.
  • Coman menos de 300 miligramos (mg) de colesterol por día. El colesterol y triglicéridos son los depósitos de grasa en la sangre de su hijo. El cuerpo de su hijo utiliza el colesterol para producir hormonas, y para crear y mantener células. Su cuerpo utiliza los triglicéridos para obtener energía. Sin embargo, cuando el cuerpo tiene mucho colesterol, los depósitos de grasa denominados placas pueden acumularse en los vasos sanguíneos y hacerlos más estrechos. El estrechamiento reduce la cantidad de sangre que fluye por los vasos sanguíneos. Pueden desprenderse trozos pequeños de placa de la pared de un vaso sanguíneo y bloquear por completo un vaso sanguíneo pequeño, lo que puede causar un ataque al corazón o un infarto cerebral.

¿Cómo puedo reducir la grasa en la dieta de mi hijo?

Puede reducir la cantidad de grasa en la dieta de su hijo enseñándole a comer menos productos con grasa animal, como carne de res, pollo con piel, productos lácteos de leche entera y frituras. Hasta las grasas saludables, como aceites, frutos secos, semillas y aguacate, tienen muchas calorías y se deberían comer en cantidades limitadas. Anime a su hijo a comer más frutas, verduras y cereales de grano integral. Pruebe las siguientes sugerencias:

  • Lea las etiquetas de los alimentos y enseñe su hijo a leerlas.
  • Compre crema agria, queso crema, queso, yogur y productos lácteos sin grasa o con bajo contenido de grasa.
  • Cocine con aceite de canola o de oliva, en vez de mantequilla y margarina. Use grasas y aceites que contengan menos de 2 gramos de grasa saturada por cucharada. Reducir la cantidad de y aceites que uso cuando usted Cocine o horneados.
  • Solo compre cortes de carne magros como pollo o pavo sin piel; solomillo de cerdo; costado, cuarto, solomillo de carne de res; y jamón bajo en sodio.
  • Cocine comidas magras. Haga comidas al horno, a la parrilla, al vapor o en el microondas en vez de freírlas.
  • Sirva cenas sin carne un par de veces por semana. Pruebe comidas con frijoles en lugar de carne.
  • Use aderezos de ensalada sin grasa o con bajo contenido de grasa. Pruebe un vinagre sazonado en ensaladas. No tiene grasa y puede tener mucho sabor.
  • Trate de comer galletas y postres sólo como un bocado especial, no todos los días. Cuando prepare postres en su casa, utilice aceites saludables, claras de huevo y fruta para endulzar.
  • Haga verduras al vapor con hierbas en el microondas, o caliéntelas con una pequeña cantidad de aceite saludable o sprays para cocinar, en vez de cocinar con mantequilla.
  • Evite las grasas trans seleccionando menos comidas envasadas “listas para comer” y leyendo las etiquetas para saber el contenido de grasas y grasas trans.
  • Sirva pescado asado o a la parrilla, como salmón o atún, al menos 2 veces por semana.
  • Las comidas rápidas pueden tener mucha grasa total, grasa saturada y grasas trans. Si su hijo come comidas rápidas, elija platos con pollo a la parrilla o una ensalada con aderezo sin grasa o con bajo contenido de grasa. Pida información nutritiva en los restaurantes de comida rápida para que su hijo pueda seleccionar inteligentemente.
  • Para un bocado saludable, elija frutas frescas o un yogur descremado en vez de bocados fritos con mucha grasa o dulces.

No todas las grasas son malas, pero si su hijo come mucho, pueden ser insalubres. Si come una dieta con bajo contenido de grasa saturada, grasa trans y colesterol y realiza ejercicio de forma regular, reducirá el riesgo de su hijo de sufrir enfermedades del corazón. También ayudará su hijo a mantener un peso saludable o a perder peso, si tiene sobrepeso.

Developed by RelayHealth.
Pediatric Advisor 2015.2 published by RelayHealth.
Last modified: 2015-04-24
Last reviewed: 2015-03-25
Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud.
Copyright ©1986-2015 McKesson Corporation and/or one of its subsidiaries. All rights reserved.
Page footer image