Page header image

Luxación o Dislocación De Dedo: Versión para adolescentes

(Finger Dislocation: Teen Version)

________________________________________________________________________

PUNTOS CLAVE

  • Una luxación o dislocación de un dedo quiere decir que los huesos de tu dedo se han movido fuera de su lugar y la articulación ya no funciona adecuadamente.
  • Para tratar una luxación o dislocación, tu profesional médico tirará suavemente de las partes lesionadas y las volverá a colocar en su lugar apropiado. Si tu dedo no se puede volver a colocar en su lugar apropiadamente, es posible que necesites cirugía. Puede que te coloquen el dedo en una férula protectora o que se inmovilice con una venda al dedo adyacente durante varias semanas.

________________________________________________________________________

¿Qué es una luxación o dislocación de dedo?

Una luxación o dislocación de un dedo quiere decir que los huesos de tu dedo se han movido fuera de su lugar y la articulación ya no funciona adecuadamente. Una luxación puede poner presión sobre los nervios y los vasos sanguíneos en su dedo y los puede dañar. Cuando tienes una luxación de un dedo, también puedes tener huesos fracturados.

Puede que tu dedo tenga menos flexibilidad y fuerza por muchas semanas. A veces, la hinchazón de la articulación puede tomar semanas o meses en desaparecer y en algunos casos, puede ser permanente.

¿Cuál es la causa?

La mayoría del tiempo una luxación o dislocación de un dedo se produce por accidente, como por una caída, un golpe a la punta del dedo o atrapar el dedo en algo. También puede ser causada por ligamentos débiles o flojos con los que naciste. Los ligamentos son bandas de tejido resistente que conectan un hueso con otro.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas pueden incluir:

  • Inflamación
  • Dolor
  • Hematoma o moretón
  • Cambio en la forma del dedo lo que hace que el dedo parezca torcido o fuera de lugar
  • No poder doblar o enderezar tu dedo

¿Cómo se diagnostica?

Tu profesional médico te preguntará sobre tus síntomas y tu historia clínica y te hará un reconocimiento. Te harán radiografías.

¿Cómo se trata?

Tu profesional médico puede alinear los dedos en la posición correcta. Puede que necesites un anestésico local para evitar que sientas dolor cuando se hace esto. Tu profesional médico tirará suavemente de las partes lesionadas y las volverá a colocar en su lugar apropiado. Si tu dedo no se puede volver a colocar en su lugar apropiadamente, es posible que necesites cirugía.

Puede que te coloquen el dedo en una férula protectora o que se inmovilice colocando un vendaje que lo una con el dedo adyacente durante varias semanas. Esto previene que la articulación se mueva mientras sana. Cuando te quiten la férula, tu profesional médico puede recomendar ejercicios de estiramiento y fortalecimiento para facilitar tu recuperación.

¿Cómo puedo cuidarme?

Cumple con todo el plan de tratamiento recetado por tu profesional médico. Además:

  • Coloca una bolsa de hielo, gel frío o verduras congeladas, envuelta en una tela o un paño, sobre el área lesionada cada 3 a 4 horas por hasta 20 minutos a la vez.
  • Eleva la mano sobre una almohada para que esté por encima del nivel de tu corazón cuando te sientes o acuestes.
  • Toma un medicamento de venta libre para el dolor, como acetaminofeno, ibuprofeno o naproxeno. Lee la etiqueta y tómalo según las indicaciones. A menos que se lo recomiende su profesional médico, no debe usar estos medicamentos por más de 10 días.
    • Los medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE), como ibuprofeno, naproxeno y aspirina, pueden causar sangrado del estómago y otros problemas. Estos riesgos aumentan con la edad.
    • Acetaminofeno puede causar daño al hígado u otros problemas. A menos que te lo recomiende tu profesional médico, no tomes más de 3.000 miligramos (mg) en 24 horas. Asegúrate de no tomar demasiado, controlando otros medicamentos que tomas para ver si estos también contienen acetaminofeno. Pregúntale a tu profesional médico si debes evitar tomar alcohol mientras estés tomando este medicamento.
  • Haz los ejercicios recomendados por tu profesional médico.

Pregúntale a tu profesional médico:

  • Cuánto tiempo tomarás en recuperarte
  • Qué actividades debes evitar y cuándo puedes volver a tus actividades normales
  • Cómo cuidarte en casa
  • Ante qué síntomas o problemas tienes que estar alerta y qué hacer si los tienes

Asegúrate de saber cuándo debes regresar a revisión. No dejes de acudir a todas tus citas con tu profesional médico o para realizar pruebas.

Developed by Change Healthcare.
Pediatric Advisor 2019.4 published by Change Healthcare.
Last modified: 2018-11-12
Last reviewed: 2018-08-07
Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud.
© 2018 Change Healthcare LLC and/or one of its subsidiaries
Page footer image