Page header image

Amebiasis Gastrointestinal (Intoxicación Alimentaria)

(Gastrointestinal Amebiasis)

_______________________________________________________________________

PUNTOS CLAVE

  • La amebiasis gastrointestinal es una infección causada por un parásito que generalmente entra en el cuerpo a través de los alimentos contaminados.
  • La deshidratación causada por la diarrea y vómito puede ser muy peligrosa, especialmente para los niños. Su hijo necesita beber suficiente líquido para reemplazar los fluidos y minerales perdidos.
  • El tratamiento puede incluir medicamento o fluidos por vía intravenosa hasta que los síntomas de su hijo mejoren.

________________________________________________________________________

¿Qué es la amebiasis gastrointestinal?

La amebiasis gastrointestinal es una infección causada por un parásito denominado Entamoeba histolytica. Este parásito puede causar diarrea e hinchazón (inflamación) en el intestino humano (colon) a corto y a largo plazo. Debido a que el parásito por lo general entra en el cuerpo a través de los alimentos, la infección también se llama intoxicación alimentaria. La infección más común en áreas con condiciones sanitarias pobres o en viviendas hacinadas. Esta condición ocurre en todo el mundo. Es poco común en los EE. UU.

¿Cuál es la causa?

El parásito vive en el intestino humano cuando alguien está infectado. Los movimientos intestinales pueden propagar el parásito a la tierra, el agua o los alimentos. Verduras o frutas pueden estar contaminadas por contacto con esta tierra o agua. Generalmente los alimentos contaminados se ven y huelen normales.

Su hijo puede infectarse si su hijo pone cualquier cosa que contiene el parásito en su boca. Por ejemplo:

  • Su hijo consume alimentos contaminados.
  • Su hijo consume alimentos que han sido manipulados por alguna persona que está infectada.
  • Su hijo bebe agua de un pozo, lago, arroyo o agua de cuidad que no ha sido tratada para matar gérmenes.
  • Su hijo tiene contacto con los movimientos intestinales de una persona infectada al tocar las toallas o las instalaciones del baño que estas personas han tocado o por contacto sexual.

Rara vez, el parásito puede pasar del intestino al torrente sanguíneo de su hijo y puede infectar otros órganos.

¿Cuáles son los síntomas?

El parásito puede vivir en los intestinos por unos pocos días o incluso meses sin causar síntomas. Cuando causa síntomas, éstos pueden ser:

  • Diarrea o movimientos intestinales manchados de sangre o mucosidad
  • Cólicos o dolor en el vientre de su hijo
  • Fiebre
  • Náusea o vómito

¿Cómo se diagnostica?

Su profesional médico le hará preguntas sobre los síntomas, actividades, historia clínica y el historial de viajes de su hijo y le hará un reconocimiento.

Su hijo puede tener pruebas como:

  • Exámenes de una muestra de los movimientos intestinales de su hijo
  • Análisis de sangre
  • Una sigmoidoscopia o colonoscopia la cual se hace con un tubo delgado y flexible iluminado y una pequeña cámara, que se inserta en el recto de su hijo hasta llegar al colon para buscar una enfermedad

¿Cómo se trata?

Es posible que el profesional médico de su hijo le recete un medicamento para matar el parásito.

Si los síntomas de su hijo son graves, es posible que su hijo necesite líquido por vía intravenosa hasta que la diarrea mejore. Este tratamiento puede ser necesario para que su hijo no pierda demasiado fluido y se deshidrate.

La diarrea generalmente dura entre 3 a 14 días. A veces puede durar hasta 4 semanas.

¿Cómo puedo cuidar a mi hijo?

Siga las instrucciones de su profesional médico. Asegúrese que su hijo tome todos los medicamentos exactamente como se los recetaron. Si su hijo suspende el medicamento demasiado pronto, la infección puede volver. Si su hijo tiene efectos secundarios debido al medicamento, hable con su profesional médico.

Estas son algunas cosas que puede hacer para ayudar a que su hijo se sienta mejor:

  • Deje que el estómago e intestino de su hijo descanse pero asegúrese que su hijo siga bebiendo fluidos. Puede tratar de darle a su hijo agua, trocitos de hielo, Popsicles (paletas heladas), o refrescos de lima-limón a media fuerza (mitad agua, mitad refresco). Evite los líquidos ácidos como el jugo de naranja, o líquido con cafeína como el café.
  • Si su hijo tiene diarrea aguda, el cuerpo de su hijo puede perder demasiado fluido y se deshidrata. La deshidratación puede ser muy peligrosa, mayormente para los niños. Su hijo también puede perder minerales que el cuerpo necesita para funcionar normalmente. Su profesional médico puede recomendar una solución de rehidratación oral (SRO), que es una bebida que reemplaza fluidos y minerales. Usted puede comprar estos productos en las farmacias y tiendas de comestibles.
  • Su hijo puede querer comer alimentos blandos y simples. Algunas buenas opciones son las galletitas saladas, tostadas, fideos sin salsa, arroz, cereal cocido, puré de manzanas y bananas. Es mejor si su hijo come lentamente y evita los alimentos difíciles de digerir o irritantes al estómago, incluyendo alimentos ácidos como tomates o naranjas, comidas con mucha grasa o muy sazonadas o picantes, carne y la mayoría de los vegetales crudos. Es posible que su hijo pueda regresar a una dieta normal en unos pocos días.
  • Si su hijo tiene cólicos o dolor de estómago, puede ser útil usar una bolsa de agua caliente o una almohadilla térmica sobre su estómago. Cubra la bolsa de agua caliente con una toalla o ajuste la almohadilla eléctrica a temperatura baja para evitar quemaduras en la piel de su hijo.

No le dé a su hijo aspirina, ibuprofeno u otros medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) sin consultar antes con su profesional médico. Los AINE, como ibuprofeno, naproxeno y aspirina, pueden causar sangrado estomacal y otros problemas. Consulte a su profesional médico antes de dar un medicamento que contenga aspirina o salicilatos a un niño o adolescente. Esto incluye medicamentos como aspirina para bebés, algunos medicamentos para el resfriado y Pepto-Bismol. Los niños y los adolescentes que toman aspirina corren el riesgo de sufrir una enfermedad seria llamada síndrome de Reye.

Pregúntele a su profesional médico:

  • Cómo y cuándo le darán los resultados de las pruebas de su hijo
  • Cuánto tiempo tomará en recuperarse
  • Qué actividades debe evitar su hijo y cuándo puede retomar sus actividades normales
  • Cómo cuidar de su hijo en casa
  • Ante qué síntomas o problemas tiene que estar alerta y qué hacer si su hijo los tiene

Asegúrese de saber cuándo debe regresar su hijo a revisión. No deje de acudir a todas las citas con el profesional médico o para realizar pruebas.

¿Cómo puedo ayudar a prevenir la amebiasis gastrointestinal?

Estos pasos pueden ayudar a prevenir la intoxicación alimentaria:

  • Lávese las manos y limpie cualquier plato o utensilio antes de preparar, cocinar, servir o comer alimentos. Mantenga los mostradores de la cocina y otras superficies de preparación de comida limpias. Reemplace con frecuencia los trapos y toallas de la cocina con otros limpios.
  • Cubra cualquier llaga o corte en sus manos antes de preparar la comida. Use guantes de goma o cúbrase la llaga con un vendaje limpio.
  • Enjuague frutas y verduras frescas antes de cocinarlas o dárselas a su hijo para que las coma.
  • Descongele carnes congeladas en el refrigerador o el microondas. No deje que la carne repose a temperatura del medio ambiente.
  • Cocine los alimentos por completo, sobre todo la carne, pollo y restos de comida. La carne de cerdo se debe cocinar hasta que la temperatura interna llegue por lo menos a 160°F (71°C). En el caso de pollos y pavos enteros, se recomienda una temperatura de 180°F (82°C) para la carne de muslo y de 170°F (77°C) para la carne de pechuga.
  • Mantenga los jugos de la carne cruda, aves, pescados y mariscos lejos de otros alimentos.
  • Si usted cuida de niños pequeños, lávese las manos con frecuencia y deseche los pañales cuidadosamente para que las bacterias no se puedan extender a otras superficies o personas.
  • Refrigere cualquier alimento que su hijo no va a comer de inmediato.
  • Recuérdele o ayude a su hijo a lavarse las manos antes de comer, tras ir al baño o después de tocar a los animales.
  • Cuando su hijo viaje a lugares dónde la contaminación es más probable, su hijo debe:
    • Sólo consumir alimentos frescos cocidos.
    • Evitar comer vegetales crudos o fruta sin pelar, o comer alimentos de los vendedores ambulantes.
    • Beber sólo agua y líquidos en botellas selladas.
    • Evitar agua del grifo y hielo, o beba agua solo después de hervida.
Developed by Change Healthcare.
Pediatric Advisor 2019.4 published by Change Healthcare.
Last modified: 2019-03-25
Last reviewed: 2019-02-05
Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud.
© 2018 Change Healthcare LLC and/or one of its subsidiaries
Page footer image