Page header image

Pérdida De Audición En Los Niños

(Hearing Loss in Children)

________________________________________________________________________

PUNTOS CLAVE

  • La pérdida de audición es una pérdida gradual o repentina en la habilidad de su hijo para oír sonidos.
  • El tratamiento puede incluir audífonos, cirugía, y educación para el habla y la audición.
  • Los niños con impedimentos de audición necesitan hacerse exámenes periódicos de audición y del oído. Cumpla con todo el plan de tratamiento recetado por su profesional médico.

________________________________________________________________________

¿Qué es la pérdida de audición?

La pérdida de audición es una pérdida gradual o repentina en la habilidad de su hijo para oír sonidos. Es importante obtener una revisión y tratamiento para los problemas auditivos debido a que pueden causar problemas con la comunicación y las relaciones con otras personas. La pérdida de audición también puede causar problemas de seguridad.

Las pérdidas de audición pueden ser leves, moderadas, severas o profundas. El nivel de severidad está determinado por la intensidad del sonido que un niño puede oír. Por ejemplo:

  • Leve: Un niño con pérdida de audición leve puede tener problemas para oír lenguaje tenue o distante. La causa más común de una pérdida de audición leve es acumulación de fluido en el oído medio.
  • Moderada: Un niño con pérdida de audición moderada necesitan que el habla sea fuerte. A su hijo le cuesta entender lo que se dice cuando está en grupos.
  • Severa: Un niño con una pérdida severa solo puede oír voces fuertes a una distancia de 1 pie o menos o sonidos ambientales cercanos.
  • Profunda: Un niño con una pérdida de audición profunda, también llamada sordera, puede ser más consciente de las vibraciones que el sonido.

¿Cuál es la causa?

La pérdida de audición ocurre cuando existe un problema con una o más de las partes del oído o los canales de audición. Existen distintos tipos de pérdida de audición. Por ejemplo:

  • Pérdida conductiva de audición: Esto tipo de pérdida de audición ocurre cuando las ondas sonoras están bloqueadas a medida que pasan a través del oído medio. La causa más común de este tipo de pérdida de audición es cera en el oído. Otras causas incluyen infecciones de oído, un desgarro o agujero en el tímpano de su hijo, o daño a los pequeños huesos en el oído medio que conduce las ondas sonoras. Este tipo de pérdida de audición puede no ser permanente, dependiendo de la causa.
  • Pérdida de audición relacionada con los nervios: Este tipo de pérdida de audición es causada por un problema en la parte más interna del oído o en el nervio auditivo. Esto tipo de pérdida de audición normalmente es permanente. Las causas pueden incluir:
    • Desarrollo anormal de la parte interna del oído
    • Lesión al oído debido a una infección, como meningitis o rubéola
    • Tumores
    • Lesión física a la cabeza o al oído interno
  • Pérdida de audición causada por medicamentos. Algunos medicamentos pueden dañar el oído y llevar a una pérdida de audición. Algunos medicamentos causan daño permanente, como algunos antibióticos y fármacos que se usan para tratar el cáncer. Otros pueden causar pérdida de audición provisional, como la aspirina o fármacos que se usan para tratar la malaria.

¿Cuáles son los síntomas?

Su hijo puede tener un problema de audición si:

  • No se asusta cuando se producen sonidos fuertes a los 3 o 4 meses de edad, o no se voltea hacia el lugar de donde vino el sonido.
  • Su hijo sólo se da cuenta de su presencia cuando lo ve a usted.
  • Su hijo no hace otros sonidos, con excepción de gorgoteos y otras vibraciones que puede llegar a sentir.
  • A los 15 meses de edad, su lenguaje es difícil entender lo está demorado. Por ejemplo, no dice palabras simples como "papá" o "mamá".
  • Su hijo no siempre responde cuando se lo llama.
  • Su hijo oye algunos sonidos, pero no otros.
  • Su hijo no oye bien o tiene problemas para mantener la cabeza erguida. Su hijo muestra retraso para sentarse sin ayuda o caminar.
  • Su hijo tiene labio o paladar leporino, una enfermedad renal, baja estatura u otros defectos de nacimiento.

¿Cómo se diagnostica?

En la mayoría de los estados se le hace una prueba de audición al bebé antes de dejar el hospital. Más adelante, cualquier niño que pueda tener una pérdida de audición necesita pruebas extensas. Su hijo puede ser derivado a un especialista de audición o un especialista del oído, la nariz y garganta, para hacer pruebas de audición. Quizás le saquen radiografías o le hagan otros estudios de imagen para buscar las posibles causas de su pérdida de audición.

¿Cómo se trata?

Los primeros años de un niño son muy importantes para el aprendizaje y el desarrollo del lenguaje. El tratamiento temprano de un problema auditivo puede contribuir enormemente al funcionamiento de su hijo más adelante en la vida. El tratamiento depende de la causa. Los tratamientos posibles incluyen:

  • Audífonos

    Los audífonos hacen que los sonidos se escuchen más fuerte. No hacen que los sonidos sean más claros, y pueden distorsionar algunos sonidos. Los audífonos pueden ser usados por niños de todas las edades. Los audífonos pueden ayudar hasta a los bebés. Para usar el audífono, su hijo debe aprender a prestar atención a las voces e ignorar el ruido de fondo.

  • Formación auditiva y de lenguaje

    Se ofrecen programas de entrenamiento del lenguaje para niños con impedimentos de la audición desde que son bebés. Los programas para padres y bebés le ayudan a aprender cómo ayudar a su hijo.

    Un niño con pérdida de audición puede usar muchas formas para comunicarse. Usted y su profesional médico tendrán que decidir cuáles son las maneras que mejor se adaptan al caso de su hijo. Para una pérdida de audición severa, puede que su hijo necesite aprender la lectura de labios, deletrear con los dedos, y el idioma mudo.

  • Educación

    Antes de que su hijo comience la escuela, póngase en contacto con su distrito escolar local. Algunas escuelas tienen programas especiales para niños con pérdida de audición. Su hijo será evaluado por un equipo de profesionales, quienes elaborarán un Plan de Educación Individual (PEI). Los padres tienen derecho a participar en la elaboración del plan. También puede pedirle a su profesional médico que revise el plan.

  • Cirugía
    • Tubos para los oídos. La acumulación de fluido en el oído medio puede empeorar la pérdida de audición de su hijo. Su hijo puede necesitar que le coloquen tubos en los oídos para ayudar a drenar el fluido. Si su hijo también tiene pérdida de audición por algo además de la acumulación de fluido en el oído, puede usar un aparato auditivo junto con los tubos para los oídos. La mayoría del tiempo los tubos para los oídos se caen solos después de varios años, pero también se pueden quitar más adelante con una cirugía.
    • Implantes cocleares

      Su hijo se puede beneficiar con un dispositivo electrónico llamado un implante coclear que se coloca dentro del oído con una cirugía. El implante convierte las vibraciones que conocemos como sonido en señales eléctricas que se mandan al cerebro. Esto es distinto que la audición normal y toma un tiempo para aprenderse. Su hijo tendrá que aprender a interpretar las señales como si fuesen sonidos.

  • Seguimiento

    Los niños con impedimentos de audición necesitan hacerse exámenes periódicos de audición y del oído. Los niños pequeños tienen que hacerse pruebas con más frecuencia que los más grandes porque sus canales auditivos están creciendo y cambian de forma, y posiblemente no puedan expresar que su audición está empeorando. Como la otra manera que tiene su hijo de aprender y comunicarse es por medio de la vista, también es importante que le hagan exámenes de la vista para verificar que su hijo siga viendo bien.

¿Cómo puedo cuidar a mi hijo?

Cumpla con todo el plan de tratamiento recetado por su profesional médico. Además:

  • Hable con su hijo directamente. Colóquese siempre frente a su hijo y agáchese para estar al nivel de su hijo antes de empezar a hablar. Use frases y oraciones cortas y sencillas. No use lenguaje infantil. Hable lentamente y con claridad y use muchas expresiones faciales y corporales
  • Consulte con su niño la hora de la comida, hora de baño y al vestirle. Repita sus palabras y frases con frecuencia, como nombrar la camisa, medias o calcetines, y el calzado a medida que su hijo se viste.
  • Anime a su hijo a que pida cosas, tome decisiones y conteste preguntas. Use juguetes y juegos para ayudar a su hijo usar lenguaje.
  • Evite hablar con su hijo en lugares dónde hay mucho ruido. Esto incluye ruidos de la televisión, radio, los electrodomésticos y otras personas hablando.
  • Sea paciente con su hijo. Puede que su hijo no sea capaz de expresar con palabras lo que siente y necesita. Observe el lenguaje corporal de su hijo y busque señales de que su hijo está disgustado o de que algo va mal. Responda al significado que su hijo está tratando de comunicar. Alabe los esfuerzos de su hijo.

Pregúntele a su profesional médico:

  • Cómo y cuándo le darán los resultados de las pruebas de su hijo
  • Si existen actividades que su hijo debe evitar y cuándo puede retomar sus actividades normales
  • Cómo cuidar de su hijo en casa
  • Ante qué síntomas o problemas tiene que estar alerta y qué hacer si su hijo los tiene

Asegúrese de saber cuándo debe regresar su hijo a revisión. No deje de acudir a todas sus citas con su profesional médico o para realizar pruebas.

Developed by Change Healthcare.
Pediatric Advisor 2019.4 published by Change Healthcare.
Last modified: 2018-01-25
Last reviewed: 2018-01-19
Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud.
© 2018 Change Healthcare LLC and/or one of its subsidiaries
Page footer image