Page header image

Intoxicación Por Plomo: versión breve

(Lead Poisoning: Brief Version)

¿Qué es la intoxicación por plomo?

Tragar algo que contiene plomo puede llevar a la intoxicación por plomo. Un niño con intoxicación por plomo puede:

  • Tener dolores en el estómago.
  • Vomitar.
  • Estar confundido.
  • Tener músculos débiles.
  • Tener convulsiones.
  • Perder el pelo.
  • Tener anemia.

Algunos niños no tienen síntomas.

Los niños con intoxicación por plomo necesitan ver un médico y recibir tratamiento. Incluso pequeñas cantidades de plomo pueden causar problemas. La intoxicación por plomo causa daños en el cerebro que resultan en:

  • Mala audición.
  • Problemas para aprender a hablar.
  • Otros problemas de aprendizaje.

¿De dónde viene el plomo?

La mayoría de las veces, el plomo se encuentra en casas construidas antes de 1950. Estas casas se pintaban con pintura con base de plomo. (Actualmente eso es contra la ley.)

Cuando la pintura se descascara o se cae:

  • Los niños pueden tomar estas cáscaras y masticarlas.
  • Pueden tragar polvo o tierra que tenga pintura con plomo.

Cuando la gente remodela o vuelve a pintar casas construidas antes de 1978:

  • Esto puede hacer que la pintura vieja quede en el polvo y en la tierra.
  • Los niños pequeños se ponen las manos en la boca, chupan su pulgar y prueban todo. Esto significa que tienen mayores posibilidades de que el plomo entre en su cuerpo.

Otras fuentes de plomo son el aire, el agua, la comida y los juguetes:

  • Puede haber plomo en algunas fuentes de agua potable. En el pasado, se usaba plomo para la tubería de agua o soldadura de plomo para conectar las tuberías.
  • Algunas veces el plomo se puede encontrar en el jugo de frutas o en alimentos almacenados en cerámica barnizada con plomo.
  • Algunas veces el plomo se puede encontrar en juguetes, baratijas y creyones de baja calidad.
  • Los caramelos importados o los cosméticos pueden tener plomo.

¿Cómo puedo proteger a mi hijo?

  • Mantenga a su hijo alejado de la pintura descascarada. La pintura descarada es común en antepechos de ventana.
  • Lávele las manos y la cara a su hijo antes de comer. Si su hijo se chupa el pulgar o los dedos, enjuague sus manos frecuentemente.
  • Enjuague los juguetes y chupetes con frecuencia.
  • Use un trapeador húmedo en sus pisos de superficie dura.
  • Cierre cualquier habitación que esté remodelando.
  • Si tiene pintura con plomo por fuera de su casa, no deje que el polvo de plomo entre a su casa. Ponga un tapete lavable en cada puerta. Asegúrese que todos se limpien los pies. Pida que todos se quiten los zapatos antes de entrar en la casa.
  • Quite la tierra con plomo y ponga tierra nueva. Plante arbustos cerca de las paredes para que los niños no puedan jugar ahí.
  • Use el agua de la llave de agua fría. Deje correr el agua durante 2 minutos antes de usarla. Puede pedir que prueben el plomo del agua.
  • No almacene comida ni bebida en recipientes de cerámica que tengan plomo en el barniz.
  • Asegúrese de que la dieta de su hijo tenga bastante hierro y calcio. Ambos de estos minerales hacen que le resulte difícil al cuerpo absorber plomo.
  • Si trabaja con plomo, no se olvide de bañarse y cambiarse de ropa antes de pasar tiempo con su hijo.
  • Póngase en contacto con su departamento de salud estatal o local para hablar sobre hacer pruebas de plomo a la pintura y el polvo de su hogar. Pídales más consejos e información sobre la prevención de la intoxicación por plomo.
  • Pregúntele a su doctor sobre un análisis de sangre para su hijo que detecta su exposición al plomo.
Written by Robert M. Brayden, MD, Professor of Clinical Pediatrics, University of Colorado School of Medicine.
Pediatric Advisor 2019.4 published by Change Healthcare.
Last modified: 2018-05-15
Last reviewed: 2018-05-09
Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud.
© 2018 Change Healthcare LLC and/or one of its subsidiaries
Page footer image