Page header image

Prediabetes

(Prediabetes)

______________________________________________________________________

PUNTOS CLAVE

  • Prediabetes significa que el nivel de glucosa (azúcar) en la sangre de su hijo es superior a lo normal pero no tan alto como para ser diabetes.
  • El tratamiento puede incluir cambios saludables en el estilo de como bajar de peso si es necesario, consumir una dieta saludable y la actividad física. Su hijo puede necesitar medicamentos para ayudar a controlar los niveles de glucosa en la sangre.
  • Es posible prevenir o retrasar que la prediabetes se convierta en diabetes, principalmente con cambios en el estilo de vida. Un estilo de vida saludable es un compromiso de por vida.

________________________________________________________________________

¿Qué es la prediabetes?

La diabetes es un problema en la forma en que el cuerpo produce o utiliza la insulina. La insulina se produce en el páncreas, que es un órgano situado en la parte superior del vientre. El cuerpo utiliza insulina para ayudar a mover la glucosa (azúcar) en la sangre a las células. Cuando el cuerpo no tiene suficiente insulina o tiene problemas para utilizar la insulina, la glucosa se acumula en la sangre y no puede llegar a las células.

Prediabetes significa que el nivel de glucosa en la sangre de su hijo es superior a lo normal pero no tan alto como para ser diabetes.

La prediabetes se encuentra en niños y adolescentes, aunque es más común en los adultos según envejecen.

¿Cuál es la causa?

La prediabetes puede ser causada por:

  • Resistencia a la insulina, lo cual significa que el cuerpo de su hijo produce suficiente insulina, pero las células no la pueden usar de modo apropiado. La insulina es una hormona que se produce en el páncreas, que es un órgano situado en la parte alta del vientre. Su cuerpo convierte algunos de los alimentos que consume en glucosa. A partir de ahí, utiliza insulina para ayudar mover la glucosa de su sangre a sus células para una fuente de energía.
  • El páncreas de su hijo no está produciendo suficiente insulina para las necesidades del cuerpo

El riesgo de su hijo es más alto si su hijo:

  • Tiene sobrepeso u obesidad
  • Tiene un antecedente familiar de diabetes tipo 2, incluyendo una madre que tuvo diabetes gestacional
  • Su hijo no hace suficiente actividad física
  • Es una adolescente que tiene el síndrome de ovario poliquístico (SOP)
  • Es de ascendencia afroamericana, nativa de Alaska, indígena americana, asiática-americana, hispana/latina o de las islas del Pacífico

¿Cuáles son los síntomas?

La mayoría de los niños con prediabetes no tiene síntomas. Algunos niños tienen piel engrosada, oscurecida en el cuello o en los pliegues de piel, como debajo los brazos. Los problemas que vienen de la prediabetes se desarrollan con el tiempo.

¿Cómo se diagnostica?

El profesional médico de su hijo le hará preguntas sobre la historia clínica y los síntomas de su hijo y le hará un reconocimiento. Es posible que le hagan las siguientes pruebas a su hijo:

  • Nivel de glucosa en ayunas
  • Nivel de A1C, que mide el promedio glucosa en la sangre en los últimos 3 meses
  • La prueba de sobrecarga oral de glucosa que mide la respuesta del cuerpo a la glucosa

¿Cómo se trata?

La parte más importante del tratamiento consiste en hacer cambios saludables en el estilo de vida:

  • Más actividad física según lo recomendado por el profesional médico de su hijo para ayudar a mejorar el estado físico, bajar de peso si es necesario y reducir el nivel de glucosa en la sangre de su hijo
  • Una dieta saludable. El profesional médico de su hijo le dará unas pautas sobre los alimentos que debería comer su hijo y cuántas calorías debe comer su hijo cada día. Su profesional médico puede remitirlo a usted y su hijo a una dietista o educadora de diabetes para obtener ayuda con la planificación de las comidas.

Si los cambios en el estilo de vida no reducen el riesgo de su hijo lo suficiente, es posible que su profesional médico recete un medicamento para ayudar a reducir su nivel de glucosa en la sangre.

¿Cómo puedo cuidar a mi hijo?

Es posible prevenir o retrasar que la prediabetes se convierta en diabetes, principalmente con cambios en el estilo de vida. Su hijo no puede cambiar los factores de riesgo como antecedentes familiares o el origen étnico, pero usted puede ayudar a su hijo a cambiar los factores de riesgo del estilo de vida relacionados con la alimentación, la actividad física y el peso. Un estilo de vida saludable es un compromiso de por vida.

Cumpla con todo el plan de tratamiento recetado por el profesional médico de su hijo. Además, asegúrese de que su hijo:

  • Elija alimentos saludables como cereales enteros, frutas, frijoles, nueces, vegetales, carne magra y pescado. Enséñele a su hijo a incluir productos lácteos descremados o parcialmente descremados, incluyendo leches de soya o almendras.
  • Coma una dieta baja en grasa saturada, grasa trans, y carbohidratos simples como caramelos, azúcar y productos horneados. Enséñele a su hijo a evitar los alimentos blancos como pan blanco, galletas, panqueques, papas blancas y arroz blanco.
  • Evite alimentos y bebidas de alto contenido de azúcar. Por ejemplo, enséñele a su hijo a beber agua en lugar de bebidas azucaradas, como refrescos.
  • Se mantenga físicamente activo conforme se lo recomiende el profesional médico de su hijo. Pida a su profesional médico que le proporcione un plan de actividad física en el que se indique qué tipo de actividad y en qué medida, es segura para su hijo. Es mejor que su hijo comience gradualmente para evitar una lesión. Usted puede incluir a los maestros o el entrenador de su hijo según sea necesario para apoyar el plan de actividad física de su hijo.
  • Pierda peso si su hijo tiene sobrepeso y mantenga un peso saludable de acuerdo con las recomendaciones del profesional médico de su hijo

El profesional médico de su hijo quizás le recomiende otros cambios que apoyan un estilo de vida saludable, incluyendo:

  • No fumar y evitar el humo de segunda mano.
  • Dormir lo suficiente teniendo buenos hábitos de sueño y una rutina de sueño regular. Si a su hijo normalmente le cuesta dormir lo suficiente, hable con el profesional médico de su hijo.

Su hijo debe hacerse pruebas del nivel de glucosa en la sangre y medirse el peso con la frecuencia recomendada por el profesional médico de su hijo

Pregúntele al profesional médico de su hijo:

  • Cómo y cuándo le darán los resultados de las pruebas de su hijo
  • Si existen actividades que su hijo debe evitar
  • Ante qué síntomas o problemas tiene que estar alerta y qué hacer si su hijo los tiene

Asegúrese de saber cuándo debe regresar su hijo a revisión. No deje de acudir a todas las citas con el profesional médico o para realizar pruebas.

Developed by Change Healthcare.
Pediatric Advisor 2019.4 published by Change Healthcare.
Last modified: 2019-02-27
Last reviewed: 2018-08-03
Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud.
© 2018 Change Healthcare LLC and/or one of its subsidiaries
Page footer image