Page header image

Atención del niño sano a los 9 meses

(Well Child Care at 9 Months)

Alimentación

Su bebé debe seguir tomando leche materna o fórmula infantil hasta que tenga un año de edad. Ahora anime a su hijo a tomar leche y jugo de un vasito. Este es un buen momento para comenzar a quitarle la costumbre del biberón. No le permita a su bebé que se quede con el biberón entre comidas. No le dé a su bebé un biberón simplemente para callarlo cuando es dudoso que tenga hambre y no acueste a su bebé con el biberón. Los bebés que pasan demasiado tiempo con el biberón en la boca empiezan a usarlo como un objeto de seguridad, y será más difícil más adelante conseguir que lo deje. Esto hace que sea más difícil que dejen el biberón y comiencen a comer alimentos sólidos. Los bebés que tienen el biberón en la boca por mucho tiempo están más propensos a infecciones de oído y problemas de caries dental. Busque otro objeto de seguridad para darle, como un mono de peluche o una cobija.

A esta edad, los bebés comen 3 comidas y 2 a 3 aperitivos por día. Corte la comida en trozos pequeños, aproximadamente a la mitad del ancho de un lápiz. Evite los alimentos que puedan asfixiar a su hijo, tales como caramelos, salchichas, palomitas de maíz, y cacahuates. No le dé alimentos que tenga que masticar. A esta edad no le dé huevos, mariscos y alimentos que contienen cacahuates o nueces de árbol. Asegúrese de que los alimentos de su hijo no estén muy calientes, especialmente si los ha calentado en un horno de microondas.

Desarrollo

Su bebé puede estar comenzando a gatear y a pararse. El calzado le protege los pies, pero no es necesario cuando su hijo está aprendiendo a caminar dentro de la casa. Los pies descalzos ayudan a su niño a equilibrarse con los dedos de los pies. Si su hijo necesita calzado para caminar al aire libre, escoja calzado de suela flexible.

A los bebés de esta edad les gusta golpear cosas para hacer ruido. Pueden comenzar a decir “papá” o “mamá”. A esta edad aprenden lo que quiere decir “no”. Dígale “no” de manera calmada y firme y retire lo que su hijo tenga en sus manos o aleje a su niño de la situación no deseada. Calme a su bebé empleando un tono de voz tranquilizador y siendo dulce con él.

Deje que su bebé elija un juguete. Háblele acerca del juguete que escoge y lo que esta haciendo con él. Escondidillas es un juego favorito.

Los bebés de 9 meses tienen mucha energía y se requiere mucha energía para cuidarlos. Procure descansar lo suficiente. Pídales ayuda a amigos o familiares para que usted pueda descansar. Si descansa va a poder cuidar mejor a su hijo.

Es importante tener una hora de dormir regular y una rutina. Quizá quiera leer un libro regularmente con su hijo al acostarlo cada noche. Una cobija favorita o un mono de peluche pueden hacer que se sienta más seguro al dormir. Ponga al bebé en la cama cuando esté despierto pero con sueño. Si su bebé se despierta mucho durante la noche, pídale consejos a su profesional médico.

Lectura y Televisión

Los bebés disfrutan de mirar libros con dibujos. Su hijo disfrutará de las texturas rugosas y lisas al “tocar” libros y escuchar los sonidos de versos sin sentido y rimas infantiles. Se sorprenderá de lo rápido que aprenderá a seguir los ritmos y canciones.

No trate de entretener a su bebé con la televisión o vídeos en una tableta o computadora. La Academia Americana de Pediatría recomienda no permitir que niños menores de 2 años de edad vean programas de televisión. Ver televisión impide que los niños jueguen y se relacionen con las personas. Los bebés deben ser activos porque esto ayuda a desarrollar su cerebro y su cuerpo.

Cuidado dental

A esta edad la mayoría de niños ya tienen dos o más dientes. Es importante cuidar los dientes de leche de su hijo porque estos le ayudan a masticar comida y hablar claramente. También ayudan a crear espacio para los dientes permanentes que le van a salir más adelante.

Después de las comidas y antes de irse a dormir, lávele los dientes con agua y un cepillo infantil suave o un paño limpio. No se preocupe demasiado por sacarle todo el alimento de los dientes. Trate de que sea un momento de diversión para el bebé.

El mejor momento para que su hijo empiece a ir al dentista es cuando tenga 1 año de edad. Es posible que su hijo tenga que ver a un dentista a edad más temprana si su hijo tiene:

  • Necesidad de cuidados especiales
  • Manchas en los dientes o puntos blancos en la boca
  • La costumbre de dormir con un biberón o beber muchas bebidas dulces, lo cual puede causar caries dental
  • Cualquier otro problema dental

Pregunte al profesional médico o dentista de su bebé si éste está recibiendo la cantidad correcta de flúor. Fluoruro o flúor es un mineral que a veces se añade al agua de grifo y algunas marcas de pasta de dientes. Flúor ayuda a reforzar los dientes y prevenir caries dental.

Consejos de seguridad

Tener su casa a prueba de niños

  • Instale puertas de seguridad para cuidar las escaleras.
  • Cierre con llave las puertas de áreas peligrosas como el sótano o la cochera.
  • Revise los cajones, muebles altos y lámparas para asegurarse de que no se caen fácilmente.
  • Quite o forre los muebles que tienen esquinas filosas. No deje al alcance objetos afilados.
  • Instale pasadores de seguridad en los gabinetes.
  • Cubra los enchufes que no use con tapas para enchufes para que los niños no metan nada dentro.
  • Mantenga los cordones fuera de alcance, especialmente los de las cafeteras, la plancha, u otros dispositivos calientes.
  • Deseche los cables eléctricos viejos despellejados o deshilachados.
  • En el baño, desenchufe y guarde los dispositivos calientes.

La asfixia y el sofoco

  • Mantenga cordones, cuerdas e hilos lejos de su bebé. El bebé puede sofocarse con cuerdas e hilos alrededor del cuello.
  • Mantenga fuera de alcance las bolsas de plástico, los globos, los objetos duros y pequeños.
  • Solo use juguetes irrompibles, sin bordes afilados o pequeñas partes que puedan desprenderse.
  • Almacene los juguetes en estantes o en un baúl con tapa sin bisagras. Los niños pequeños pueden quedar atrapados dentro de un baúl de juguetes.
  • No deje que su bebé duerma en una cama o un sofá, y no duerma con su bebé.

Caídas

  • Asegúrese que las ventanas están cerradas o tienen telas de malla que no puedan empujarse hacia afuera.
  • No use un andador.
  • Instale puertas de seguridad para cuidar las escaleras.
  • Revise los cajones, muebles altos y lámparas para asegurarse de que no se caen fácilmente.
  • No ponga muebles cerca de las ventanas o en los balcones. No subestime la habilidad de trepar de su hijo.
  • Siempre abroche los cinturones de seguridad o las correas cuando su bebé este en el porta bebés o en el carrito de compras.

Seguridad en el automóvil

  • Si su hijo ya no cabe en su asiento infantil de seguridad, usted puede conseguir un asiento de seguridad convertible o un asiento de seguridad tres-en-uno. Ambos tipos de asientos de seguridad se pueden usar con el niño mirando hacia la parte trasera o hacia la parte delantera del automóvil. Los asientos tres-en-uno también se pueden usar con asientos elevados cuando su hijo sea mayor. Su hijo debe montar en el asiento de atrás, mirando hacia la parte trasera del automóvil, hasta que tenga lo menos 2 años de edad.
  • Nunca deje los niños solos en un automóvil estacionado, ni siquiera por unos minutos. Los niños están en riesgo de sufrir enfermedades de calor y lesionarse cuando se quedan solos. Siempre asegúrese de que su hijo no se encuentra en el automóvil cuando usted sale del automóvil.

Seguridad en el agua

  • NUNCA deje su bebé o un niño pequeño solo en la bañera o tina.
  • Esté siempre al alcance de su hijo cuando esté cerca del agua, incluyendo baños y cubetas. Mantenga cerradas las tapas de los inodoros, nunca deje agua en una cubeta sin atender y guarde las cubetas boca abajo. Los bebés y niños pequeños que han completado programas de natación aún no están seguros de no ahogarse.

Envenenamiento

  • Guarde bajo llave todos los medicamentos, vitaminas, productos de limpieza y otros productos químicos. Deséchelos en forma segura.
  • Mantenga el número del centro de envenenamiento en todos los teléfonos.

Incendios y quemaduras

  • Use los quemadores traseros de la estufa con los mangos de las sartenes fuera de alcance. No permita que su hijo juegue en el piso de la cocina mientras usted está cocinando u horneando.
  • Baje la temperatura de su calentador de agua a 120 °F (49 °C).
  • Instale detectores de humo. Revise sus detectores de humo con la frecuencia recomendada por el fabricante o por lo menos una vez al mes para asegurarse que funcionan. Para todos los detectores que usan las baterías, reemplace las baterías por lo menos una vez al año o cuando estén bajas.
  • Tenga un extinguidor dentro o cerca de la cocina.

Fumar

  • Los niños que viven en una casa donde hay alguien que fuma tienen más infecciones respiratorias, como resfríos, gripe, e infecciones de garganta. Sus síntomas son también más graves y duran más que los de los niños que viven en una casa sin fumadores.
  • Si fuma, fije una fecha para dejar de hacerlo. Pídale a su médico que lo ayude a dejar de fumar. Si no puede dejar de fumar, por lo menos NO fume en su casa o cerca de sus hijos. Esto ayuda a mantener a su niño sano y da un buen ejemplo.

Inmunizaciones

Las inmunizaciones protegen a su hijo contra varias enfermedades serias, que ponen en peligro la vida. Puede que a la visita de los 9-meses su hijo reciba la vacuna contra la gripe. Niños mayores de 6 meses de edad deben recibir la vacuna contra la gripe todos los años.

No se olvide de llevar el comprobante de vacunación a todas las visitas con el profesional médico de su hijo.

Próxima visita

La próxima visita rutinaria de su bebé deberá ser a los 12 meses de edad.

Written by Robert Brayden, MD, Clinical Professor of Pediatrics, University of Colorado School of Medicine.
Pediatric Advisor 2015.2 published by RelayHealth.
Last modified: 2013-11-04
Last reviewed: 2013-10-03
Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud.
Copyright ©1986-2015 McKesson Corporation and/or one of its subsidiaries. All rights reserved.
Page footer image